011 Cómo trabajar las palabras para crear tu Marca
Si quieres tener un sello personal que logre que lo que haces marque un estilo, es mejor que empieces a observar y mimar las palabras, y su forma de usarlas. Te propongo en este episodio un ejercicio práctico en el que acabarás teniendo los términos que te definen, pero no los primeros que se te vengan a la cabeza, no, si no unos más trabajados por ti. Comienzo este podcast con una historia que te va a sorprender, sobre como puede cambiar el destino de una persona la audacia a la hora de usar las palabras.

En un reino muy lejano sentenciaron a un hombre a muerte, para ejecutarlo necesitaban la firma del Rey, por eso llevaron el documento de la sentencia a su presencia. Cuando el Rey leyó la resolución se dio cuenta de que el reo a muerte era un amigo suyo, no sabía cómo lo iba a conseguir, pero tenía que salvarlo.

En el documento estaba escrito:

“Perdón imposible, que cumpla la condena”

Era la hora de comer así que pidió firmarlo más tarde, la condena a muerte de su amigo quedó por firmar en la mesa del rey.

Después darle algunas vueltas, al monarca se le hizo la luz. En medio de la comida pidió la sentencia porque, dijo, quería revisar un pequeño fallo que había encontrado.

Se levantó y salió del comedor, excusándose en que no quería manchar con comida una sentencia tan severa. Cuando ya no estaba a la vista de nadie, raspó la coma y la cambió de lugar con mucho cuidado.

Cuando volvió al comedor exclamó: ¡Esta condena no es a muerte! Os habéis equivocado. Y enseñó la sentencia, en la que estaba escrito:

“Perdón, imposible que cumpla la condena”

Y así su amigo fue liberado.

________________

Este Rey fue hábil para conseguir el propósito que quería.

Hoy quiero que trabajemos juntas o juntos, tus palabras para que no te jueguen malas pasadas. La historia que te acabo de contar se basa en el movimiento de una coma que cambiaba el sentido de toda la frase, de cada una de sus palabras, y así salvó la vida de un hombre.

Imagina la cara del juez que dictó sentencia cuando se percató de la jugada que le había realizado el rey. Seguro que tuvo mucho cuidado a partir de ese momento, a la hora de escribir cada condena.

Y Tú, ¿cómo trabajas las palabras a la hora de hablar o escribir?

Si quieres tener un sello personal que logre que en lo que estés haciendo marques un estilo, es mejor que empieces a observar y mimar el vocabulario, y la manera de usarlo.

No te estoy diciendo que seas copywriter, pero si “espabileiter”, como suelo decir “El mundo no es de los inteligentes, sino de los espabilados”.

 Alíate con las palabras para hacer que las letras sean buenas compañeras en tu camino.

En este episodio vamos a hacer un pequeño ejercicio que encauzará los términos que quieres usar para ti, y tu marca.

Te animo a que allá donde estés le mandes el mensaje a tus neuronas de que se pongan manos a la obra porque vamos a jugar ellas, con esas que quieres que sean tuyas.

_____________________

Empezamos a caminar por el valle de las palabras que crean tu Marca, lo recorreremos paso a paso:

Primer paso:

Defínete a ti en una frase de cuatro o cinco palabras, seguro que vas a eliminar adverbios, preposiciones, conjunciones que ahora no te interesan. Necesitas un verbo y adjetivos. Es más, de todos los adjetivos que conoces serás escrupulosa a la hora de elegir porque tú eres tú.

¿Has construido tu frase?

Segundo paso:

Define tu negocio en una frase de cuatro o cinco palabras. En el caso de que no te salga una frase tan corta quita la conjugación del verbo y deja que salgan a decir qué es tu negocio sustantivos, adjetivos o los verbos en infinitivo.

¿Ya tienes los términos que aclaran tu negocio?

Tercer paso:

Expresa con cuatro palabras como son tus clientes. Si  no los tienes definidos en un Buyer persona, comienza con esta herramienta tan útil para cualquier persona tenga un negocio por pequeño que sea

¿Visualizas ya a esa persona que forma parte de ti?

Cuarto paso:

Ahora que posees estas definiciones tan personales fíjate en los términos que has usado, encima o debajo y piensa:

¿Se han repetido?

¿Te suenan a muy usados en el mundo digital?

¿Te gustan?

¿Votarías por ellos en un concurso de “estas son las mejores palabras para decir quien soy yo, mi negocio y mis clientes”?

Si en alguna de estas cuestiones te has parado a reflexionar que necesitas un pequeño retoque te acompaño en el quinto paso.

Junta todas las palabras y encuentra tres sinónimos para cada una, puedes tirar de memoria o de WordReference. Vas a tener un almacén de palabras lo bastante grande para poder elegir que términos quieres usar para ti y cuáles no.

Enriquece tu vocabulario teniendo referentes que escriban post con riqueza lingüística, apúntate palabras que escuches y quieras usar, yo me las apunto en mi Google keep.

___________________

Ahora voy a pedir que nos acompañe en este paseo a un querido amigo desde mi infancia que se llama Francisco de Quevedo:

Isabel de Borbón fue la primera esposa de Felipe IV. Según muchos historiadores, en la época se la consideraba una mujer de noble personalidad y gran intelecto. Sin embargo, muchos se burlaban de ella porque era coja, ella se enfurecía cada vez que se lo recordaban.

  Cuenta la leyenda que estando Quevedo junto a unos amigos en una taberna, apostó con ellos una cena y algo de dinero a que era capaz de decirle a la reina que era coja.  Sus compañeros de juergas, tras reírse largo y tendido, accedieron a la apuesta, creyéndose fácilmente ganadores.

Don Francisco marchó y por el camino se hizo con dos ramos de flores: uno era de rosas rojas y el otro de claveles blancos. La reina se encontraba en una plaza cuando fue abordada por Quevedo, que con tono galán y poniendo ambos ramos ante sus ojos, dijo:

«Entre el clavel blanco y la rosa roja, su majestad escoja»

Aquella noche, Quevedo cenó gratis, aunque a sus amigos no les importaría mucho. El granuja utilizó un juego de palabras para ganar su apuesta e insultar a la reina sin que ésta se enterara.

Se acabó nuestro paseo por hoy ayudando a tu Marca a encontrar sus palabras. No dudes en preguntarme tus dudas allá donde estés escuchando este podcast o enviándome tu consulta a hola@analabort.com

¡Hasta luego!

Ana Alabort

Ana Alabort

Creadora de Contenido Digital Emocional para marcas personales y empresas

Me alegra que estés aquí, y no me gustaría perder el contacto, ¿qué te parece si te mando un correo semanal con todas las novedades? 

Ana Alabort Marketing de contenidos copywriting gestión redes sociales

¡Gracias por estar aquí! Esta web la diseñé en 2020 (A²)  |  «Sé tu propio artista, y siempre ten confianza en lo que estás haciendo. Si no vas a tener confianza, es mejor que no lo hagas.» Aretha Franklin

Deja una respuesta